fbpx
Síguenos en:
Volver al Blog

Vitamina D3, Omega-3, actividad física y el riesgo de cáncer

Vitamina D3, Omega-3, actividad física y el riesgo de cáncer

En los últimos 30 años el cáncer ha pasado a ser una de las principales causas de muertes en Perú. Para el 2018 la neoplasia maligna de estómago ocupaba el puesto 9 entre las principales causas de mortalidad en nuestro país. En el 2019 los casos nuevos de cáncer según localización, registrados por el Sistema de Vigilancia fueron el de cuello uterino, mama en mujeres y próstata en varones. Ambos sexos compartieron nuevos casos en piel, estómago, colon, tiroides, entre otros.1

Se han identificado factores de riesgo modificables que se relacionan con el riesgo de cáncer y son: consumo de tabaco, uso nocivo de alcohol, baja ingesta de frutas y verduras y una falta de actividad física.1

Este artículo informativo presenta componentes que se asocian con disminuir el riesgo de cáncer, como el consumo de omegas-3, vitamina D y la realización de actividad física.

 

Ácidos grasos de cadena larga OMEGA-3

Los ácidos grasos Omega 3 son un tipo de grasa poliinsaturada (grasa saludable), beneficiosa para la salud que, al no ser producida por el cuerpo es necesaria conseguirla a través de los alimentos como hígado de bacalao, caballa, salmón, entre otros.2

El cuerpo necesita de este tipo de grasas para múltiples funciones como mantener el corazón sano, reducir los triglicéridos en sangre y disminuir la acumulación de placa (sustancia que se forma por la combinación de grasa, colesterol y calcio), que endurece y bloquea las arterias. Además de ello, se ha visto que también puede ayudar con la depresión, la inflamación, el THDA (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y cáncer.3

 

¿Cómo se relaciona el Omega-3 con el riesgo de cáncer?

Diversos autores han investigado la relación del consumo de omegas- 3 con la inhibición en el crecimiento de células tumorales, retrasar la progresión del cáncer, entre otros. Asimismo, se ha evidenciado que los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega-3 expresan una mejoría en la eficacia y tolerabilidad de la quimioterapia.3

 

Vitamina D3

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se almacena en el tejido graso del cuerpo y en el hígado. Muy pocos son los alimentos que contienen esta vitamina de manera natural, por esta razón es que se puede encontrar de manera agregada en la fortificación o enriquecimiento de algunos alimentos.4 El atún, salmón y caballa son pescados grasos, considerados las principales fuentes de vitamina D alimenticia. Aunque también la podemos encontrar en el hígado de res, el queso y las yemas de huevo, pero en pequeñas cantidades. Además de poderse obtener mediante complementos dietéticos.4,5

También se conoce que, la piel puede producir esta vitamina cuando es expuesta a los rayos del sol.4 La vitamina D ayuda al cuerpo en la absorción y uso del calcio y a su vez del fósforo para la formación de huesos y dientes fuertes.5,6

 

¿Cómo se relaciona la Vitamina D3 con el riesgo de cáncer?

Diversas investigaciones han demostrado que los índices de casos y mortalidad por algunos tipos de cáncer eran más bajos en personas que viven en las latitudes del sur, en donde la exposición a la luz solar es relativamente alta a diferencia de quienes viven en las latitudes del norte. Y aunque aún falta mucho por investigar y comprobar, se conoce que en algunos estudios los participantes con un consumo más elevado de vitamina D o con concentraciones más altas de vitamina D en la sangre tenían menores riesgos de padecer cánceres específicos (cáncer colorrectal, de seno, de próstata y de páncreas).5

 

Ejercicio

Se conoce que la actividad física es todo movimiento realizado por una persona, en el que intervienen los músculos del esqueleto y requiere más energía que un estado de reposo. Caminar, corre, bailar, montar bicicleta, realizar tareas domésticas, nadar, hacer ejercicio o practicar un deporte son ejemplos de actividad física. Un comportamiento sedentario es todo lo contrario a lo mencionado anteriormente dentro de ello encontramos al trabajo de oficina en su mayoría, conducir un vehículo y mirar televisión sentado.7

A pesar de que aún faltan realizarse más estudios al respecto, la información disponible es sólida en cuanto mayor nivel de actividad física se realice el riesgo en varios tipos de cáncer es menor, como el cáncer de vejiga, el de seno, cáncer de colon, de endometrio, de esófago, cáncer de riñón, cáncer de estómago (gástrico).7

 

¿De qué manera se podría relacionar la actividad física con la disminución en el riesgo de cáncer?

El ejercicio en general tiene múltiples efectos biológicos en el cuerpo como disminuir la inflamación, mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario y ayudar a prevenir la obesidad, que es un factor de riesgo para muchos cánceres. 7

También previene la concentración alta de insulina en la sangre y disminuye la concentración de las hormonas sexuales, como el estrógeno, y de los factores de crecimiento que se relacionan con la presentación y la progresión de cáncer de seno y colon. 7

A partir de estos antecedentes nace la necesidad de relacionarlos en una sola investigación por parte de investigadores de la Universidad de Zurich. Quienes realizaron un estudio mencionando que la suplementación con altas dosis diarias de vitamina D3 más omega-3, combinada con un programa simple de ejercicios en el hogar, mostró una reducción acumulativa en el riesgo de cáncer en adultos generalmente sanos y activos de 70 años a más. Según Heike. Bischoff de la Universidad de Zurich.8

Finalmente podemos concluir que, cambiar los estilos de vida como fumar tabaco, uso excesivo de alcohol, bajo consumo de frutas y verduras y una baja actividad física en pro de la buena salud puede contribuir a disminuir los factores de riesgo de cáncer. Dentro de estos cambios tenemos que procurar el consumo de pescado por su aporte de ácidos grasos de omega 3 por lo menos dos veces a la semana, realizar mínimo 30 minutos de actividad física diaria según nuestras guías alimentarias peruanas y una exposición mínima al sol para lograr producir vitamina D o un consumo mínimo de esta vitamina de 15 mcg (600 UI) en adultos hasta los 70 años y 20 mcg (800 UI) en adultos mayores de 71 años en adelante.10

Mason Natural cuenta con:

  • Omega-3 Fish Oil que aporta 900 mg de omegas 3 en una dosis de 3 cápsulas diarias.
  • D 1000 IU Plus con 1,000 UI de vitamina D3 en alta potencia y también,
  • Vitamina D3 10 mcg (400 IU), que es vitamina D en cápsulas blandas pequeñas de fácil deglución y son libres de gluten.

 

Referencias:

  1. R. Situación del Cáncer en el Perú, 2021. CDC – Perú. Disponible en: http://www.dge.gob.pe/portal/docs/tools/teleconferencia/2021/SE252021/03.pdf
  2. Grasas Omega- 3. Buenas para su corazón. MedlinePlus. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000767.htm
  3. Ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 y sus beneficios para la salud. Disponible en: https://doi.org/10.1146/annurev-food-111317-095850
  4. Vitamina D. MedlinePlus. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002405.htm
  5. Health Canada. Multivitamin / Mineral Supplements Monograph. 2018 Pag. 25
  6. “Vitamina D y prevención del cáncer publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.” Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/dieta/hoja-informativa-vitamina-d
  7. La actividad física y el cáncer publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/obesidad/actividad-fisica-hoja-informativa
  8. Combined Vitamin D, Omega-3 Fatty Acids, and a Simple Home Exercise Program May Reduce Cancer Risk Among Active Adults Aged 70 and Older: A Randomized Clinical Trial. Front. Anging, 25 April 2022. Disponible en: https://doi.org/10.3389/fragi.2022.852643
  9. Guías alimentarias para la población peruana / Mirko Luis Lázaro Serrano y César Hugo Domínguez Curi. – Lima: Ministerio de Salud. Instituto Nacional de Salud, 2019. Disponible en: http://bvs.minsa.gob.pe/local/MINSA/4832.pdf
  10. Vitamina D. National Institutes of Health. Disponible: Disponible en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-DatosEnEspanol/

 

 

 

 

Melatonina para dormir
Vitamina D3, Omega-3, actividad física y el riesgo de cáncer
Zinc: Embarazo, crecimiento, infancia y niñez.
Los Beneficios del Kion para la salud
¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!
Scan the code