fbpx
Síguenos en:
Volver al Blog

¿Debería tomar Zinc para el cabello y mi piel?

¿Debería tomar Zinc para el cabello y mi piel?

La contaminación ambiental, el estrés, las enfermedades… Son factores que influyen claramente en la salud y el aspecto de la piel y el cabello. A ellos se le unes las dietas inadecuadas o desequilibradas, típicas de la rutina diaria o estilo de vida actual en la sociedad. La educación y concientización en hábitos alimenticios correctos y el empleo de complementos nutricionales puede ayudar a la población a mantener una mejor salud.

La piel y el cabello constituyen un claro exponente de las condiciones de vida. La piel refleja el estado general del organismo y, con frecuencia, es un buen indicador de alteraciones ya que a través de lesiones en la piel se puede llegar a diagnosticar algunas enfermedades. Asimismo, el cabello también sirve como una herramienta para ayudar a diagnosticar trastornos como la anorexia y la bulimia, que muchas veces los propios pacientes ocultan o no reconocen.

Es difícil que la piel o el cabello tengan un aspecto óptimo cuando el organismo presenta alteraciones. Algunos de los trastornos que se manifiestan dermatológicamente son hormonales, infecciosos, digestivos y dietéticos. Desde el punto de vista dietético, es necesaria una adecuada nutrición para el desarrollo y mantenimiento de todo el organismo, que se traducirá en una piel y un cabello saludables.

La importancia del zinc

La piel y el cabello son estructuras que se encuentran en constante cambio y regeneración, y en ellos las necesidades de aminoácidos son sumamente importantes y continuas. Así, la malnutrición proteica afecta al metabolismo proteico del organismo y altera la síntesis de colágeno y la formación de tejido conectivo.

El zinc es un mineral importante que las personas necesitan para mantenerse saludables. Entre los minerales, este elemento se encuentra en segundo lugar solo después del hierro por su concentración en el organismo.

Una gran parte del zinc del organismo se encuentra en la epidermis, en el pelo y en las uñas, ya que este mineral participa en la síntesis de queratina (una proteína que ayudan a formar los tejidos del cabello, las uñas y la capa externa de la piel). Uno de los primeros signos de su carencia se manifiesta en el crecimiento del cabello.

Como lo comentamos, el zinc interviene en la síntesis de la queratina y como antioxidante que es, protege frente a los radicales libres; también participa en la síntesis de ácidos grasos esenciales que protegen el folículo piloso y es necesario para la movilización de la vitamina A, que protege el cuero cabelludo. 

Las recomendaciones de zinc, así como de otros nutrientes, son proporcionadas en el Consumo de Referencia Alimenticio (DRI, por sus siglas en inglés) desarrollado por el Comité de Nutrición y Alimentos en las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina.

Estos valores varían según la edad y el sexo: 8 miligramos por día para las mujeres adultas y 11 miligramos para los hombres y las mujeres embarazadas. Estos son los valores que el cuerpo necesita como mínimo para que no tenga deficiencia de zinc; por el otro lado, el valor máximo de zinc que el cuerpo puede ingerir diariamente sin que ocasione un efecto adverso es de 40 miligramos, puesto que si tomamos más de esa dosis puede causar náuseas, vómitos o diarreas.

¿Qué alimentos contienen zinc?

Tanto los alimentos de origen animal como los de origen vegetal suministran zinc al organismo. Sin embargo, los productos de origen animal contienen de media mucho más zinc. Al mismo tiempo, el cuerpo puede absorber el zinc de los alimentos de origen animal mucho mejor que el de los de origen vegetal.

Aquí los alimentos que son fuente de zinc:

  • Ostras.
  • Germen de trigo
  • Salvado de trigo
  • Queso Edam
  • Huevos de gallina 
  • Carne de res
  • Semillas de girasol
  • Cacao en polvo
  • Trigo
  • Cebada
  • Avena
  • Quinua
  • Lentejas
  • Frijoles
  • Maní
  • Nueces
  • Chía

El intestino delgado no puede absorber el 100% del zinc de los alimentos. Absorbe el 40 por ciento de la carne, la leche y el queso, mientras que la tasa para las verduras y similares es del 20 por ciento.

En conclusión, podemos decir que el zinc sí tiene ventajas en el cuidado y protección del cabello y la piel. También ayuda a potenciar otras vitaminas, como la vitamina A, y así seguir mejorando el cuidado de la piel y cabello. 

Mason Natural Perú cuenta con el Zinc 30 mg, aporta más del 100% del requerimiento diario y sin pasar de la dosis máxima permitida. Entonces, ¿qué esperas para incluir este mineral en tu alimentación diaria?

Beneficios del colágeno para la piel flácida
¿Debería tomar Zinc para el cabello y mi piel?
Vitaminas para músculos: Los mejores para fortalecer
¿Cuáles son las principales ventajas de la manteca de karité?
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!